Tengo diabetes ¿voy a sufrir una úlcera en el pie?

23 Apr 2022
La posibilidad de que una persona con diabetes desarrolle una herida o úlcera de pie diabético es de entre el 15% y el 25%.

 

El riesgo aumenta cuando la diabetes está mal controlada o se suman otros factores como la obesidad, la hipertensión o el tabaquismo.

           

Incluso sin presentar una úlcera, el pie de una persona con diabetes será́ siempre de alto riesgo, si además padece de otros factores de riesgo como la falta la sensibilidad, una mala circulación sanguínea o la presencia de deformidades en los pies.

                       

Recomendaciones generales para evitar el pie diabético:

  • Controlar el nivel de azúcar.
  • Vigilar la presión arterial.
  • Evitar el sobrepeso.
  • Controlar los niveles de grasas en sangre (colesterol y triglicéridos).
  • Practicar una actividad física.
  • Seguir una dieta equilibrada.
  • Evitar el tabaco.

                       

Tips de higiene para evitar úlceras en los pies

  • Lavar los pies todos los días: con agua templada y con jabón neutro. Secar muy bien, especialmente entre los dedos, aplicando presión, pero sin frotar.
  • Evitar cortar las uñas: en lugar de cortarlas, se deben limar en horizontal y con lima de cartón, como mínimo una vez por semana.
  • Cortar las uñas demasiado o cortar las esquinas puede provocar que crezcan hacia la piel (uñas encarnadas), lo que puede favorecer la infección. Si tiene dificultades para cortar sus uñas acuda a un podólogo.
  • No utilizar cuchillas, callicidas ni productos irritantes
  • No se abra las ampollas ni corte las cutículas. Si tiene callos o durezas acuda a un podólogo.
  • Aplicar crema hidratante, pero nunca entre los dedos.

 

¿Qué cuidados básicos puedo seguir en casa?

  • Inspeccionar los pies a diario.
  • Buscar si hay rozaduras, hinchazón, cortes, llagas, ampollas, sequedad, callos o durezas.
  • Estar alerta ante la presencia de “juanetes” u otras deformidades de los pies.
  • Revisar las uñas: si tus uñas están de color oscuro, con aspecto laminar o engrosadas, puede indicar que hay una infección.

 

Para observar estos síntomas puede ayudarse de un espejo. En caso de dificultades visuales, solicite la ayuda de otra persona.

Lo último de AFFINIS
Suscríbite a nuestro newsletter para no perderte las últimas noticias